Nicaragua

Luto y dolor en el 2020 para el Salón de la Fama del beisbol de Grandes Ligas

Luto y dolor en el 2020 para el Salón de la Fama del beisbol de Grandes Ligas

En el año que el mundo entero ha sido puesto de rodillas por una pandemia que le ha arrebatado la vida a más de un millón de personas, el Salón de la Fama de Cooperstown o bien la casa de los inmortales del mejor beisbol del mundo, ha sufrido la pérdida de seis de sus miembros por distintas enfermedades. Una cifra que en palabras del legendario lanzador cubano Luis Tiant “es triste” y a la vez “una locura”.

Lea también: Este es el monto económico que reciben los jugadores de la Azul y Blanco por cada partido 

Desde la muerte de Al Kaline hasta el reciente deceso de Joe Morgan, pasando por el fallecimiento de Tom Seaver, Lou Brock, Bob Gibson and Whitey Ford, el 2020 ha sido de luto y dolor para el beisbol.

Tom Seaver es uno de los más grandes lanzadores de siempre. LA PRENSA/CORTESÍA

El primer inmortal en fallecer este año fue Al Kaline. Su deceso ocurrió el seis de abril y la causa de su muerte no se dio a conocer, aunque algunos medios señalaron que sufrió un derrame cerebral. Entró al Salón de la Fama en 1980, tras una carrera de 22 años vistiendo únicamente el uniforme de los Tigres de Detroit. Fue invitado 18 veces al Juego de Estrellas y aganó 10 Guantes de Oro como defensor del jardín derecho. Finalizó su carrera con un promedio de 297 puntos, 3,007 hits y 399 jonrones.

Cinco adiós en siete semanas

El 31 de agosto murió el legendario Tom Seaver, uno de los más grandes lanzadores de siempre. Falleció por problemas relacionados al coronavirus y a la demencia que desde años atrás le venía afectando. Entró al Salón de la Fama en 1992 con el 98.84 por ciento de los votos. Tras una carrera en la que ganó 311 partidos, ponchó a 3,640 rivales y obtuvo tres premios Cy Young.

Lou Brock fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en 1985. LA PRENSA/CORTESÍA

Unos días después, exactamente el seis de septiembre, falleció el veloz Lou Brock, a los 81 años y como consecuencia de la diabetes. En 1985 fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, como resultado de una carrera de 19 años en la que conectó 3,023 hits, entre ellos 149 jonrones, bateó para .293 en 19 campañas, fue a seis Juegos de Estrellas y se robó 938 bases.

El viernes 2 de octubre el mundo del beisbol fue nuevamente sacudido al conocerse la muerte del histórico lanzador Bob Gibson. Tenía 84 años y fue víctima de un cáncer de páncreas. En 17 años con los Cardenales de San Luis ganó 251 juegos, ponchó a 3,117 adversarios, ganó dos premios Cy Young, un título de Jugador Más Valioso, nueve Guantes de Oro y estuvo en nueve Juegos de Estrella.

Lea además: ¿Quiénes serán los mejores agentes libres al final de la temporada?

El pasado 9 de octubre dijo adiós el recordado Whitey Ford. Tenía 91 años y se desconoce la causa de su muerte. Jugó 16 temporadas con los Yanquis, de quienes es considerado por muchos como el mejor lanzador. Obtuvo 236 victorias y ganó 10 partidos en Series Mundiales, lo que sigue como récord. Estuvo en 10 Juegos de Estrellas y entrá al salón de los inmortales en 1974.

Hace dos días, falleció Joe Morgan, quien llegó a ser una de las piezas claves de la Gran Maquinaria Roja de Cincinnati. Tenía 77 años. Ingresó al Salón de la Fama en 1990, tras una carrera en la que fue dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, fue a 10 Juegos de Estrellas y ganó cinco Guantes de Oro como defensor de la segunda base.

www.laprensa.com.ni

Noticiero Digital

Leave a Reply